Archivo de la etiqueta miedo en exceso

Asalto contra el miedo



Te has puesto a pensar sobre, ¿Qué es lo que te impide hacer alguna actividad que te ilusiona?
Estaba reflexionando algunos de mis objetivos y el motivo por el cuál se han visto paralizados o abandonados.

Creo que todo en nuestra vida tiene una relación directa con el miedo, para bien o para mal. Muchas veces incluso, nos detenemos por algo que ni siquiera es miedo a la actividad en sí, sino que es miedo a algún aspecto que nos tendremos que enfrentar para poder desarrollar eso que queremos

.
Te pongo un ejemplo:


Yo siempre he tenido la idea de grabar vídeos o exponerme un poco más en el ámbito musical. Debo decir que no tengo especial miedo a tocar o nervios al hacerlo, pero nunca me ha gustado hablar enfrente de una cámara y también siempre he considerado que el aspecto técnico que requiere “no me gusta” (hablo de controlar la tecnología y el equipo necesario).
Por esto, no había podido desarrollarme en ese aspecto y era tan sencillo como empezar a hacerlo y aprender sobre la marcha.

Lo que quiero decir es que, a veces por no enfrentar algo que pensamos que no se nos da bien o no nos gusta, podemos dejar de hacer algo que realmente nos apasiona y nos da satisfacción.


Hay quienes dicen que un miedo se supera afrontándolo. Por lo tanto, creo que es momento de analizar, ¿Por qué no hago lo que me gusta?

¿Cómo comenzar a superar mis miedos?

En mi caso, creo que hay consejos muy pero muy simples que me han servido y hasta parecen obvios.

En primer lugar, creo que es momento de poner las cosas sobre la mesa y escribir tus impedimentos. Todas las razones por las que no haces eso que te gustaría hacer.

Por ejemplo; si quieres grabar una canción, puede que tus impedimentos sean:

  • No tengo creatividad
  • Me falta conocimiento
  • No sé grabar
  • No tengo tiempo
  • No tengo grupo
  • Etcétera…

Una vez teniendo escrito todo lo que te bloquea, empieza a idear soluciones. Puedes escribir una lluvia de ideas para solventar cada punto, todo lo que se te ocurra aunque no sea muy lógico de momento.


Puedes descubrir que tienes más recursos de los que crees. Proponte a escribir 50 o 100 ideas sobre cada punto y exprime el cerebro para sacar tantas ideas. No juzgues si son buenas o malas, sólo escribe.


Cómo escribí alguna vez en el artículo “el arte de comenzar y terminar las cosas” hay muchos fantasmas que nos pueden hacer sentir que no es posible y dejarlo todo a medias. Si te interesa, pásate a leer y analiza con más profundidad.

En segundo lugar pide ayuda a gente cercana o gente que esté dispuesta a tenderte una mano con tus bloqueos. Incluso si te lo puedes permitir, contrata un profesional en ese aspecto.

Yo disfrutaba mucho escribiendo y dediqué una enorme cantidad de tiempo para poder montar este blog. Tuve que aprender muchísimas cosas que ignoraba y al final, la solución fue conseguir ayuda, porque llegó ese momento en el que me sentía tan abrumado de información que prácticamente no podía escribir.

Siempre hay algún amigo, algún vídeo en youtube, algún profesional o alguien cercano que te puede resolver dudas y ayudarte. No dejes que un pequeño aspecto te desanime en una meta más grande.

En tercer lugar como siempre hay que estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort y ponerte de frente a tus miedos. Es hora de decirle a tu miedo:

¡Ya no me detendrás!

Y comenzar. Yo que no me veía capaz de hablar enfrente de la cámara, ahora hago directos todos los días (www.twitch.tv/lfvela) y me siento cada vez más cómodo con ello.

No dejes que tus miedos te dominen y hagan de tu vida algo más pequeño de lo que es.

Vivir cada día con una meta y esperando por algo, le da alicientes a tu semana y te sientes lleno de energía y felicidad.


Muchas veces nuestros miedos provienen de malas experiencias y/u opiniones de gente que las ha tenido, que dicen que no puedes o es desagradable. Crea tu experiencia de vida tú mismo y crea tu criterio con tu propia experiencia.

Espero hayas disfrutado leyendo y si quieres aportar algo, puedes hacerlo en la sección de comentarios un poco más debajo de este artículo. ¡Gracias!

Miedo excesivo a equivocarte


Photo by Ian Froome on Unsplash

Todos queremos mejorar y hacer las cosas a la perfección, pero entender el error como un obstáculo y obsesionarte con nunca equivocarte, puede ser muy dañino para tu experiencia y tu proceso de aprendizaje. Parece fácil entender lo que voy a decir, pero requiere de mucha madurez y experiencia asumirlo (es una constante lucha). Creo que el miedo escénico o el exceso de nervios para hacer algo, pueden provenir de un alto grado de preocupación por no hacer las cosas bien. Muchos queremos tenerlo todo controlado y nos asusta que puedan suceder cosas fuera de ese control y superen nuestras habilidades.

Con los años, he aprendido que debes de hacer las cosas de la mejor manera que puedas, que prepararte muy bien reduce significativamente el riesgo de una catástrofe, en mi caso como músico en el escenario, pero también he aprendido que a veces, pueden pasar cosas que por más planificación que hayas tenido, te pueden pillar desprevenido. Puedes por supuesto reducir las posibilidades, pero la opción de una falla o un error, siempre está presente. Suena poco alentador, pero te propongo algo siempre pero no fácil.

<< Debes hacerte amigo de los errores y fallas. >>

Así es querido o querida lector, puesto que superar errores y fallas siempre te volverán más sabio y experimentado. El error puede indicarte el camino a seguir para superarte y puede indicar dónde has descuidado la atención necesaria. En clases, muchos alumnos sufren por no equivocarse y no se arriesgan a la hora de practicar, pero siempre les digo que yo debo ser un provocador del error, yo busco expandir sus límites forzando sus capacidades hasta el punto de errar, de esta manera descubrimos las limitaciones y los puntos a mejorar. Por lo tanto, hay que arriesgarnos y no temer a equivocarnos, puesto que el error te indica hasta dónde has crecido y es buen indicador de tu progreso, aunque suene contradictorio. Si te mueves siempre en tu zona de confort, te costará mucho conocer nuevos caminos.

<< El error no es tu enemigo, tu miedo a él sí. >>

Busca crecer e identificar en donde terminas equivocándote, para así analizar donde puedes mejorar. Por otro lado, vivir asustado a equivocarte, te bloquea muchas experiencias y te provoca miedo a exhibir tus habilidades al máximo. Si siempre te exhibes en una zona sin peligro de error, te acostumbrarás a siempre estar cómodo y no sabrás lidiar con un error inesperado. No propongo que quieras equivocarte siempre en público, sino que te esfuerces con retos grandes e intentes hacerlos de la mejor manera, independientemente del índice de error que puedas tener en ese proyecto. Si haces cosas increíbles, tendrás grandes satisfacciones y mucho crecimiento, sin importar que a veces te puedas equivocar. Sé inteligente y siempre analiza el tiempo de preparación que tienes y tus habilidades, pero no temas correr riesgos y ponerte grandes metas, muchas veces serán un gran éxito para ti y el proceso de preparación será muy emocionante y enriquecedor. No vivas con miedo a las críticas puesto que:

  • La mayoría de la gente va a apreciar la magnitud de tu exhibición, esfuerzo y dedicación.
  • Los pocos que vivan de criticar a otros por sus errores, es gente que no aporta mucho a nuestro conocimiento. Las miradas de envidia siempre encontrarán un defecto en quiénes luchan por el éxito. ¡IGNORALOS!

A partir de ahora, empuja tus límites, vuélvete amigo de tus errores, para así no sufrir y crecer sin anclas, de esta manera podrás soñar en grande, sin ese miedo a errar enfrente de otros. Todos nos equivocamos, pero son pocos los que lo superan y se siguen arriesgando, sé uno de ellos o ellas.

Imaginate en un largo puente, si miras hacia abajo todo el tiempo sólo lograrás sufrir durante todo el camino, camina hacia adelante y si das un mal paso, tomalo como ejemplo para no poner el otro pie en ese sitio.

El resultado «perfecto» proviene de la suma de intentos «imperfectos», el error no es un fracaso sino sólo eso, un intento más.

Puedes dejar tu opinión en la sección de comentarios de abajo, así como contarnos tu experiencia con el miedo o recomendaciones de como superarlo. Todos podemos ser de gran ayuda para los demás. ¡Gracias!