Saltar al contenido

Cómo sobrevivir a la cuarentena


Photo by Luke Stackpoole on Unsplash

Estamos viviendo una situación extraña y difícil. Muchos la están pasando muy mal y otros menos, pero todos hemos tenido un gran cambio de rutina y la gran mayoría, pasaremos por golpes duros en lo respecta a la economía. Para aquellos que están sufriendo problemas severos de salud o alguno de sus familiares, espero de corazón que puedan superarlo pronto.

En mi caso, al paso de una semana de confinamiento, he comenzado con síntomas, por lo que he tenido que aislarme en una habitación durante 21 días. Nadie tiene la fórmula ideal para todo el mundo y por supuesto, cada caso es diferente, pero quiero dar mis consejos personales para poder superar este aislamiento sin tanto pesar, si es posible incluso, disfrutar un poco del tiempo.

Libérate de la culpa

Photo by Jason Strull on Unsplash

En el momento de comenzar con la cuarentena, muchos hemos decidido volvernos muy productivos, ¿Por qué no hacerlo, si tendremos mucho tiempo libre?

He leído muchas opiniones de escritores o artistas que, comenzaron con mucho entusiasmo a trabajar en sus proyectos estos días de encierro en casa, pero, ¿Qué pasa tantos días encerrados? Al estar muchos días, privados de pequeños gustos como, salir a tomar un café, hablar con colegas de trabajo o amigos, ir al parque o simplemente caminar un poco por casa. Es posible que nos podamos saturar, principalmente aquellos que hemos tenido malestar y encima estamos confinados en una sola habitación.

He visto mucha gente que habla de bloqueos y se sienten frustrados y agobiados por la falta de creatividad y la poca productividad. Si te sientes de esta manera, quiero decirte que es una situación inusual y que, necesitas sobrepasar estos días de la mejor manera que puedas. Intenta divertirte, jugar con tu familia, leer cosas agradables, incluso lo que nunca aconsejo, ver la TV o disfrutar mucho tiempo en cosas no productivas, porque es momento de sentirte relajado, sano y libre de estrés. No añadas a este confinamiento, la culpa de no estar trabajando todo el tiempo. Hay muchos factores en un confinamiento que te pueden producir sensación de agobio e inquietud. No te sientas mal por no ser productivo y permítete perder el tiempo en estos días de encierro.

Normalmente aconsejo aprovechar cada minuto de tu día, pero ahora mismo, la diversión y las actividades ligeras, son una gran solución para escapar de esta dura realidad. Si eres escritor, escribe cuando tengas energías y te sientas de humor, si eres pintor, hazlo cuando encuentres serenidad, si eres músico, haz música cuando te sientas tranquilo contigo mismo y así en todas las actividades.

No te intentes forzar a ser súper productivo solo porque tienes mucho tiempo libre en una cuarentena. Libérate de la culpa y si no tienes preocupaciones grandes como malestar o algún familiar muy enfermo, será más posible tratar de disfrutar el tiempo libre (obligado) que tenemos.

Sé dinámico y crea actividades

Al estar demasiados días en un mismo sitio, es inevitable caer en la sensación de repetición. Por lo tanto, tenemos que buscar hacer actividades que hagan parecer que martes no es igual a miércoles.

creativo y busca divertirte con quienes estés conviviendo. En mi habitación de encierro, he descargado juegos, rescatado libros antiguos, he visto pelis o incluso monólogos de comedía; he recuperado contacto con viejos amigos e incluso disfrutado de conciertos de grupos de música que hace tiempo no escuchaba. Antes de estar solo en este cuarto, con mi familia hemos hecho partidos con la pelota, hemos creado algún escape room en casa e incluso he escuchado desde la puerta que estaban jugando al escondite.

Pon actividades escolares si tienes niños, estudien juntos, vean películas entre todos y hagan alguna cena divertida. Ver la televisión 15 horas al día y fastidiarte con noticieros, podría terminar por aburrirte, estresarte y agobiarte. Busca ideas por internet, juegos en familia y sobre todo, intentar que cada día haya algo planeado. Los niños lo agradecen mucho y tu mente se mantiene distraída.

Miedo al futuro

Photo by Axel Eres on Unsplash

Es evidente que, con todo esto que estamos viviendo, hay muchos que no estamos cobrando nada en este tiempo de inactividad. Mucha gente va a vivir etapas duras y muchos negocios probablemente tendrán que cerrar. Para nada aconsejo rendirse y dejar de intentarlo. Creo que podemos buscar maneras de usar las herramientas de hoy en día para ganar algo de dinero o clientes, sé creativo y busca ideas. Sin embargo, si no tienes más remedio que, esperar a que esto termine para ponerte a la carga y levantar tu negocio, te aconsejo desconectar un poco del tema, aunque parezca imposible y tener la idea positiva de que todo va a salir bien. Entiendo, nadie sabe si va a salir bien, pero es mejor convencerte de que así será, más que pensar que será un desastre.

Ahora dedícate a pasar con buen humor y estado mental estos días raros y de mantener en buen estado de ánimo a tu familia. Visualízate como en un tiempo de disfrutar los gozos del hogar y de tus seres queridos, aunque sea por videollamada, y no pienses constantemente en lo que vendrá, ya que aún no sabemos cómo terminará todo esto. No digo que no planifiques un poco, simplemente no absorbas toda tu energía sufriendo en el porvenir.

Agradecimiento

Todos estamos viviendo una situación complicada de entender, pero hay gente que están sufriendo verdaderas tragedias en sus vidas. Tengo la esperanza de que, si estás leyendo esto, no seas de los o las que están sufriendo algo tan duro, si es así te deseo mucha fuerza y ánimo.

Lo mejor que podemos hacer es, agradecer todo lo bueno que tenemos, a pesar de la situación. En mi caso, tengo a mi familia con salud, yo me estoy recuperando de la enfermedad y tengo energía para escribir estas palabras; Tenemos comida en casa y tiempo para convivir y reír juntos; Todos los días hacemos un café a distancia, pero podemos hablar y estamos bien. No focalices tu energía en todo lo desagradable que está pasando. Mira con atención y agradecimiento, todo lo bueno que tienes y la fortuna que puedas tener en cualquiera de los casos. Como dice la frase, “siempre se puede estar mejor o peor”. Agradece que estés bien, dentro de las posibilidades y que puedas salir adelante.

Ayuda a los demás

Puedes pensar que, en tu situación, no hay mucho que puedas hacer, pero todos podemos ayudar de alguna manera. Tal vez no parezca que haces demasiado, pero tal vez tus palabras o buena energía pueda salvar a alguien de un momento muy desagradable. Al menos inténtalo.

Yo escribo estas palabras con la intención de animar a alguien que lo necesite, hay músicos que están haciendo conciertos en línea o desde sus terrazas, hay madres que están subiendo a internet juegos o actividades para hacer con la familia, hay autores que han puesto sus libros en descuento y gente que esta donando dinero o materiales para la lucha contra este virus. No subestimes el poder de una pequeña acción. Todo logro está formado por pequeños pasos. Sobre todo, mentalízate a ayudar cuando esto termine. Mucha gente va a necesitar mucha ayuda y podrás ser la luz en la vida de mucha gente solo con pequeñas acciones.

Reflexiona

Como he mencionado en mi otro artículo “El día que el mundo se detuvo”, es un momento de reflexionar y encontrarnos a nosotros mismos. No permitas que una crisis como esta, o cualquier situación difícil que vivas en la vida, pase sin dejarte una enseñanza. Piensa cómo puedes ser mejor después de todo esto y de qué manera vas a mejorar tu vida y la de los demás. Hay tanta gente que ha sacado a relucir su bondad y generosidad en estas adversidades. No tienes por qué ser la persona que más brille en internet para crear un gran impacto. Busca tu mejor versión de ti mismo y mantenla después de todo esto.

Sé tolerante y al mismo tiempo protégete

Así como hay gente que ha dejado salir su maravillosa personalidad, hay gente que está sufriendo mucho y tal vez tenga que desatar su irá o frustración en las redes sociales o con tu persona directamente. Sólo nos queda comprender que, no todos pueden ver de manera positiva la situación. Algunos porque la están pasando mucho peor que otros y otros porque simplemente son negativos. Trata de tener mucha paciencia y si te afecta directamente, aconsejar con cariño y bondad, si se te permite. Si tus consejos no son aceptados o requeridos, simplemente deja que se desahoguen.

Por otro lado, también debes de protegerte y a tu familia, por lo que te aconsejo alejarte de mucha de esta negatividad. No estés tan en contacto con gente que su irá te está afectando o su depresión. Si puedes ayudar porque tienes la energía suficiente, inténtalo, pero si te encuentras frágil y en una situación precaria, evita las malas vibras y el veneno que está surgiendo mucho por internet. Siempre ha habido gente que se queja de todo, pero ahora no es momento de rodearse de ello. Ten paciencia, pero también cuidado. Hay gente que tiene una situación privilegiada y aun así maldicen cada día. Protégete de la negatividad y crea un ambiente de paz y tranquilidad en tu aislamiento.

Escucha a tu cuerpo y a tu mente

Muchos nos sentimos culpables o nos estresamos si perdemos demasiado el tiempo, si dormimos mucho o si nos dejamos dominar por la pereza, pero hay veces que tu cuerpo te pide cosas claramente. Si estás pasando malestar y necesitas dormir, descansa. Si el encierro te crea ansiedad y tu mente necesita un rato de jugar o relajarte con tu familia, hazlo. Dedica unos minutos y piensa que necesitas ahora mismo y sé generoso contigo mismo. Nadie estaba preparado para este tipo de cosas y hay que escuchar esa voz interior.

Espero que mis palabras te sirvan de algo y puedes dejar cualquier consejo o idea en la parte de comentarios de abajo. Leeré con gusto todo y agradezco que intentes ayudar. Espero todos pasen por esto con templanza, sobriedad de mente y por supuesto con salud. Gracias por leer.

10+
Publicado enCoachingmotivaciónmúsicosNO-músicos

Sé el primero en comentar

Puedes opinar sobre el tema