Saltar al contenido

¿Por qué yo debería leer sobre motivación, reflexión o autoayuda?


Photo by Benjamin Davies on Unsplash

Tal vez has escuchado como yo muchas veces, cuando alguien habla de psicólogos, la típica frase:

“¿Por qué iría yo a un psicólogo, si no estoy loco?”

Guardando las distancias, porque no es lo mio, pasa algo similar cuando hablas de libros de autoayuda o temas que evocan la pasión y el autoconocimiento; videos o textos motivacionales; coaching personal, profesional o empresarial.

Desde hace muchos años, he tenido la costumbre de leer y buscar cosas para mantenerme motivado y activo. Puedo incluso por experiencia propia, reafirmar esa importancia con la vivencia de haberme desconectado de toda esta información y el fuerte impacto negativo que esto tuvo en mi vida.


Es curioso, porque hay libros que despiertan en ti una fuerza que parecía extraviada o se encontraba ausente, incluso hay videos que en 10 minutos te hacen sentir invencible. El problema es que, tenemos tanta influencia hacia el lado opuesto, que nos olvidamos rápidamente de esta sensación. Es como si viviéramos nadando en contra de una marea de negatividad e imposibilidad.


Hay gente que piensa que todo este marco de temas, muchos tan típicos como la motivación, son destinados para gente perdida o gente con “problemas emocionales”. Debo decir que todos tenemos nuestras dudas, miedos y contradicciones, pero dejando eso a un lado, creo que si te sientes “bien”, leer y mantenerte rodeado de este tipo de energía, te ayudará mucho, a pesar de que creas no necesitarlo.


Hoy en día, considero que es sumamente importante para desarrollar cualquier actividad, el dedicar un tiempo a la reflexión y el buen estado anímico. Imagínate que es como comprar las mejores fresas, pero dejar una podrida en la misma caja. Pues de esta manera vivimos, rodeados de mensajes negativos y agresivos. Y la manera que recomiendo para alejarnos de este peligro invisible, es bombardearnos de la misma manera con ideas que estimulen nuestro máximo potencial, nuestra motivación y nuestros deseos de vivir con fervor y alegría.

Lo sé, muchas veces lees algún libro de estos y piensas “vaya, si esto lo sabemos todos”, pero créeme, con el tiempo se vuelve un “lo sabemos pero no lo sabemos”. Dicho de otra manera, nos dejamos arrastrar por la marea y perdemos esa energía que nos trasmiten este tipo de autores o potenciadores del despertar.


Te aconsejo, como lo yo hice, perder los prejuicios hacia buscar ser “feliz”. Si ves a un hombre o una mujer enfrente de ti en el metro, leyendo algún título que diga “felicidad” o “éxito”, no significa que es un desequilibrado/a, sino puede ser que sea todo lo contrario.


Busca cualquier cosa que te mantenga con ganas de seguir tus sueños y pasiones. Consigue libros, blogs o audios que te insten a no estancarte en el fango de la mediocridad y el conformismo. Y si después de leer algo o escuchar algo te sientes con una gran fuerza, busca más de lo mismo o vuélvelo a leer, porque nuestra memoria emocional es traicionera, y pronto podemos volver a sentirnos desanimados o desalentados por un mundo que grita “tú no puedes lograr eso”.


Gracias por formar parte de los que luchamos por mantenernos motivados. Puedes dejar tu opinión en la sección de comentarios de abajo y contar tu experiencia.

0
Publicado enCoachingmotivaciónmúsicosNO-músicosreprogramar tu menteseguir tus sueños

Sé el primero en comentar

Puedes opinar sobre el tema