Saltar al contenido

El efecto mariposa



El poder de una simple acción puede cambiar tu día por completo, incluso pecando de exageración, puede llegar a cambiar tu vida.

Todo esto suena demasiado fuerte y eso nos puede hacer sentir escépticos sobre el tema, pero la vida misma se forma de pequeñas decisiones, de las cuales, alguna de esas pequeñas decisiones se convierte en un momento destacado de nuestra vida.

Imaginemos que nos levantamos de mal humor, por la razón que sea. Puede ser un golpe en la ducha o simplemente haber despertado tarde (tal vez todo comenzó desde el día anterior que has olvidado poner el despertar adecuadamente). Esa “mala racha”, como solemos llamarle a un evento aislado y hasta bastante común, nos va marcando el día para tintarlo con esos matices grises de nuestro estado de ánimo turbio. Llegamos al trabajo, más bien a nuestro negocio. Abrimos y hablamos de mala manera a nuestro cocinero (tenemos un restaurante). En el contagio de nuestro mal humor, provocamos que nuestro empleado o empleada cometa un error en sus labores, lo cual nos lleva a incrementar la llama de nuestro día desdichado. Sin saberlo, ese fatídico día, teníamos la visita de una persona influyente en la ciudad y queda bastante insatisfecha con nuestro servicio, cosa que se corre la voz y nos afecta enormemente a nuestro negocio.

No digamos que hemos perdido la oportunidad de nuestras vidas, pero a veces suele pasar.

Puede ser que sea solo un día y no sea fundamental en nuestro futuro, pero muchas veces, las malas decisiones y el hacer cosas que no deseamos cada día, así como no buscar nuestra paz y tranquilidad, provoca que esos días sean muy frecuentes.

Muchas veces me he preguntado, ¿Qué tiene cierta gente para generar éxitos y abundancia?

He llegado a pensar que solo se trata del efecto mariposa, tal vez no es en sí el termino exacto, pero me hizo gracia la referencia. La serie de acciones y decisiones que vamos tomando, guiadas a veces por un simple mal momento o malas compañías que nos contagian esos malos momentos, pueden llegar a convertir nuestra vida en un verdadero desastre.

Somos creadores de nuestra vida; constantemente estamos decidiendo hacia dónde vamos y como queremos vivir el día siguiente y más importante, el día de hoy. Por eso, he considerado de gran importancia el tema de “Encuentra tu equipo de motivación”, porque también podemos ser influenciados por la amargura e insatisfacción de quienes nos rodean.

Disfruta cada momento, busca alegrarte el día, aléjate de lo que te amarga y no caigas en discusiones y mal tratos innecesario. Todo esto va mermando nuestra energía y va creando una oleada de acontecimientos guiados por ese estado de ánimo. Hace unos años que ronda mucho el tema de la “ley de la atracción” y yo creo firmemente que:

<<Atraemos lo que somos y somos lo que pensamos>>

Cada gesto, palabra e intención con la que realizamos todo, se contagia y crea situaciones que concuerdan con nuestra forma de ser.

No es necesario asustarnos, creo que nuestra vida puede cambiar al momento en que decidimos pensar de otra manera. Si hemos atraído cosas que nos hacen daño, podemos buscar la fuente de esas situaciones en nuestros pensamientos recurrentes. Veamos la forma en que pensamos y afrontamos cada parte de nuestra vida y decidamos si queremos que ese pensamiento (como un aleteo de una mariposa) cree un tornado en nuestras vidas.

“Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó”

Albert Einstein.

¡Gracias por leer!

3+
Publicado encambio de vidaCoachinginfluenciasmotivaciónmúsicosNO-músicosreprogramar tu mente

Sé el primero en comentar

Puedes opinar sobre el tema