Saltar al contenido

El poder de una mala idea


Photo by Maria Teneva on Unsplash

¿Cuántas veces nos hemos paralizado por no tener inspiración o una buena idea?


Me ha pasado que, quiero solucionar un problema o intento crear algo y al ver que no se me “ilumina la cabeza” con esa gran idea, termino por frustrarme y por dejarlo. Es aquí cuando recuerdo algún episodio de la serie “Dr. House” en donde remarca la importancia de su equipo. No recuerdo realmente las palabras, pero el mensaje era que necesitaba de su equipo de profesionales para que le dieran “malas ideas” y de esa manera él podía llegar a la «buena idea». Al tener esa lluvia de “ideas malas”, terminaba por darle la pista apropiada para solucionar el problema.


La creatividad es una cosa curiosa. Recuerdo una etapa muy intensa de composición en la que podía pasar horas sin escribir nada definitivo, o más bien, escribir muchas cosas que terminaban siendo borradas, para después de golpe escribir la “idea correcta” y continuar sin parar por un largo tiempo. Había días buenos, días que no salían cosas buenas, pero creo que es en base a todas las ideas “fallidas” que fui experimentando que al final, encontraba lo que buscaba.

Muchas veces juzgamos precipitadamente las cosas que se nos vienen a la cabeza, pensando que son una tontería, pero. es con un gran cúmulo de tonterías que vendrán las NO-tonterías.

En un libro muy interesante sobre la creatividad “Agílmente – Estanislao Bachrach” se habla sobre esto. Se propone en el libro, hacer una lista de 100 soluciones o ideas sobre el problema que quieres solucionar. Las primeras serán muy evidentes, pero se aconseja escribir sin pensar si son buenas o malas ideas. Al avanzar en la lista, se eliminan las opciones evidentes y te obliga a “exprimir más tu cerebro” para encontrar más opciones y llegar a las 100.
Te podría sorprender lo efectivo que puede ser escribir ideas sin tratar de desarrollarlas ni juzgarlas anticipadamente.


< Es la mezcla de nuestras malas ideas con nuevas ideas lo que nos lleva muchas veces a tener esa “iluminación” y encontrar la solución. >


Yo he sido víctima de no realizar nada hasta no sentir que es “perfecto”, pero esa perfección no existe, para empezar porque es subjetiva a los quién la percibe y segundo motivo y el más importante, no puede haber algo perfecto que no ha sido realizado. Quiero decir que, por buscar algo brillante y jamás darle oportunidad a las “malas ideas”, al final no hacía absolutamente nada. (lee sobre esto en mi artículo «La enfermiza carrera hacia la perfección») No quiero decir que apuestes por cosas que no te convencen y que no encuentras de buena calidad. Sino que no debes frustrarte por si ese capítulo de tu libro empieza mal o esa canción es “mala”. Estos intentos te llevarán a hacer la obra maestra que estás buscando, claro siempre con dedicación y deseos de superación. Imagina un médico que no hace el intento de hacer su examen final para graduarse hasta que no sienta que esta 100 por 100 seguro de aprobarlo perfectamente. ¡Hay que esforzarse y después intentarlo! Que la vida entera se te puede ir en la espera de estar totalmente preparado. (Puedes leer el artículo «miedo excesivo a equivocarte»)


Siempre se puede avanzar y aprender cosas nuevas, pero en el camino del aprendizaje hay que hacer intentos y permitirnos fallar para podernos levantar con más fuerza y decisión. La mayoría podrá coincidir en que su grupo favorito tiene alguna canción “no tan buena” como las otras. Incluso esa “no tan buena canción” puede ser la favorita de otra persona.
No tengamos miedo a aventarnos y enfrentarnos a poder fallar. Tenemos que aprender cada día, pero también tenemos que aprender a superar la frustración y saber levantarnos de un fallo. Nadie ha logrado algo grande sin tener algún fallo y esas “malas ideas” han sido la base de tu idea exitosa.

Así que la próxima vez que estés planeando hacer algo, haz tu propia lluvia de ideas, no juzgues lo que viene a tu cabeza precipitadamente y apuntalo todo. Tal vez cuando leas tu lista de ideas, te venga la solución brillante que esperabas. Incluso, probablemente esa idea ya esta en tu lista, solo falta ser pulida y mejorada.


¡Gracias por leer! Estaré encantado de leer cualquier comentario en la sección de abajo.

0
Publicado enCoachingEstudiosmotivaciónmúsicosNO-músicos

Sé el primero en comentar

Puedes opinar sobre el tema